Vampiro Canadiense destronó a Cien Caras Jr.




Reseña Arena Naucalpan
Domingo 26 de enero de 2014

Texto y fotos: Diego Mejía Eguiluz

Tras dos semanas de duras batallas en contra de Pirata Morgan, las cuales le valieron el derecho de convertirse en el retador oficial al campeonato de peso completo de IWRG, el Vampiro Canadiense ejerció su derecho de enfrentar en duelo titular a Cien Caras Jr.

La lucha, pactada a una sola caída, resultó recia, de poder a poder, y en la que todo apuntaba a que Cien Caras Jr. continuaría en el trono, aunque la historia fue muy distinta.

Vampiro Canadiense estuvo en problemas desde el inicio de la contienda, pues Cien Caras jr. se valía de su fortaleza, así como de efectivas llaves y golpes al pecho para minar la resistencia del retador, pero para mala fortuna del Dinamita, la elusiva tercera palmada no llegaba.

Vampiro logró reaccionar, y con un par de suplex y una llave de a caballo puso en aprietos al Capo.

Posteriormente, tras una fuerte desnucadora, el también conocido como Vampiro Casanova llevó al toque de espaldas a Cien Caras jr., pero el Hijo de Máscara Año Dos Mil, sécond del Dinamita, hizo de las suyas y jaló los pies del nazareno para que no contara las tres palmadas. El panorama parecía empeorar para el retador, pero el heredero del Macho de Lagos jaló las piernas del Vampiro cuando tomaba vuelo para intentar un tope, pero después de eso ya no pudo intervenir nuevamente, pues Máscara Púrpura, sécond de Vampiro, tomó cartas en el asunto y noqueó al entrometido con un certero tope hacia afuera del cuadrilátero.

Una vez restablecido el orden, Cien Caras jr. subió a la tercera cuerda para intentar una plancha, pero tardó mucho en su ascenso, y esto le dio tiempo al Vampiro para incorporarse y subir a los tensores, desde donde ejecutó un durísimo corner suplex que sacó el aire del Capo. Acto seguido, el Vampiro cubrió a su rival, y el réferi contó las tres palmadas, para determinar el fin del reinado del Dinamita. De nada sirvieron los reclamos de Cien Caras, quien alegaba haber botado antes de la tercera palmada.




En el duelo semifinal, los Traumas, acompañados del Hijo de Máscara Año Dos Mil, se impusieron a Golden Magic, Máscara Púrpura y el Hijo de Dos Caras.

El combinado rudo no esperó a que se hiciera la presentación oficial del encuentro, y apenas vieron salir al Hijo de Dos Caras por la pasarela, se abalanzaron sobre de él.

Mientras los Traumas se encargaban de Golden Magic y el Hijo de Dos Caras, el Hijo de Máscara Año Dos Mil daba cuenta de fea manera de Máscara Púrpura, con quien ha tenido un interesante pique en las últimas semanas.

Los técnicos poco pudieron hacer en la primera caída, pero lograron emparejar los cartones en el capítulo intermedio, gracias a la reacción del heredero del bifaces, quien se valió de su fortaleza para contrarrestar el ataque de los Traumas. Fue el mismo Hijo de Dos Caras quien selló el empate con castigo a las piernas del Trauma I.

Sin embargo, bien dice el refrán “más vale maña que fuerza”, y en la tercera caída los Traumas dominaron con foul y toque de espaldas al heredero de la Dinastía Máscaras para sellar el triunfo rudo.

En una movida lucha, llena de castigos de poder y vuelos suicidas, Alan Extreme, Látigo y Emperador Azteca se impusieron a los rudos Anubis Black, Fulgor I y Douki.

Araña de Plata y el Hijo de la Bestia vencieron en tres caídas a Hip Hop Man y Sky Ángel.

En la de abrir el cartel, Alfa y Omega derrotaron a los rudos Matrix jr. y Kaling Black.

Para ver fotos de la función, entrar a Galería Gladiatores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>