Los Perros del Mal perdieron la cabeza



Reseña Arena Naucalpan
Domingo 29 de mayo de 2011
Texto y fotos: Diego Mejía Eguiluz

Los Perros del Mal perdieron la cabeza

Tras varios meses de ausencia, el Amo de los Ocho Ángulos, Octagón, reapareció en la arena Naucalpan, para enfrentar en el combate estelar a los Perros del Mal, Damián 666 y Bestia 666, que tuvieron como socio a Mini Psicosis.

Acompañado de su mini, Octagoncito, y el iluminado Veneno, Octagón salió dispuesto a revivir las hazañas de antaño en contra de unos Perros del Mal que tenían como objetivo acabar a quien se les pusiera enfrente.

Pese a que Damián 666 se dedicó a interrumpir a Veneno cada que éste le aplicaba una llave a Bestia 666, los técnicos no cayeron en el juego de los rudos y llevaron la lucha por el terreno que más les convenía. La fórmula resultó exitosa y con base en el karate de Veneno, la velocidad de Octagoncito y el estilo artemarcialista de Octagón, los científicos se anotaron la primera caída, con una escalera de Octagón sobre Damián y cruceta invertida de Veneno sobre Bestia.




Para el capítulo intermedio, los rudos lograron imponer su estilo y atacar al son de tres contra uno a sus rivales, que poco podían hacer ante la complicidad de los réferis Grillo y Reyes Rosas, que permitían el ataque montonero de los Perros y Mini Psicosis. Con doble valagueza de la familia 666 sobre Veneno, los malosos empataron la contienda a una caída por bando.

Los Perros trataron por todos los medios de extender su dominio en la tercera caída, pero la velocidad de Octagoncito y un tope de Octagón hacia afuera del cuadrilátero fueron determinantes para que los técnicos reaccionaran. Veneno trató de finiquitar la obra de sus compañeros, pero antes de que pudiera hacer algo, Bestia 666 perdió la cabeza y lo fauleó delante de los réferis. Si bien el Grillo se hizo de la vista gorda y trató de contar los tres segundos (Veneno estaba siendo sometido con plancha), Reyes Rosas no permitió que se violara el reglamento y descalificó a los rudos, para finalizar la contienda.

En el duelo semifinal, los Oficiales AK-47, 911 y Fierro se dieron con todo con sus acérrimos rivales, los Terribles Cerebros (Black Terry, Doctor Cerebro y Cerebro Negro).

Apenas salieron los Cerebros de los vestidores, los representantes de la ley se les fueron encima, sin darles oportunidad de siquiera subir al cuadrilátero.

Como es costumbre, la excelente coordinación de los Oficiales salió a relucir en la batalla. Con base en castigos combinados, y alguno que otro golpe en el área de los refrigeradores, los enmascarados dominaron a placer a los Cerebros y se impusieron sin muchos problemas en la primera caída.
La experiencia de los Terribles Cerebros salió a flote en la segunda caída.
Bastó un solo error de los Oficiales para que sus rivales tomaran el control de la batalla y rindieran rápidamente a sus contrincantes, para empatar la batalla.

El odio existente entre ambas tercias fue más que evidente en el capítulo final.

Los Oficiales buscaban imponer nuevamente sus castigos combinados, pero se encontraron con unos Cerebros sedientos de venganza. Tras un par de vuelos de los Oficiales hacia afuera del cuadrilátero, los seis luchadores se trenzaron en una batalla callejera abajo del encordado. Era tal el afán de destrozarse, que ninguno escuchó que el conteo de los nazarenos Grillo y Cavernas Torres llegó a los veinte segundos, y la contienda terminó en un salomónico empate que no dejó conforme a ninguno de los contendientes.

Avisman y Freelance protagonizaron un sangriento mano a mano en el evento especial de la noche.

Las acciones iniciaron a ras de lona, con un buen intercambio de llaves. Avisman fue quien sacó la mejor parte y con un nudo se llevó la primera caída.

El también conocido como Suicidita sufrió los embates del rudo VIP en el segundo rollo. Con un fuerte cubetazo a la cabeza, Avisman lo hizo sangrar, mermando cada vez más la condición física del técnico. No obstante, Freelance logró inclinar la balanza a su favor y empató la contienda con castigo a las piernas.

Los vuelos de Freelance salieron a relucir en el último episodio. Un mortal en reversa y una plancha hacia afuera del cuadrilátero pusieron a los aficionados de pie. Sin embargo, cuando trató de rematar al rudo con una Frankestein, Avisman aprovechó que Reyes Rosas no veía las acciones (había sido golpeado por el técnico) y fauleó a Freelance, para posteriormente rematarlo con toque de espaldas y llevarse la victoria.

Los rudos Comando Negro, Pollo Asesino y Carta Brava júnior salieron con el brazo tras imponerse en tres caídas a Dinamic Black, Hijo de Clímax y Alan Extreme.

Para abrir el cartel, Imposible derrotó a Saruman en un mano a mano de muy buena manifactura.

Sigan los pormenores de las funciones de la arena Naucalpan, todos los jueves, en vivo, a través de http://radio.thegladiatores.com

Para ver fotos de la función, entrar a Galería Gladiatores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>